Vivimos en una época del márketing de confianza y proximidad, rasgo en que los profesionales jurídicos sois un sector líder que cuida con mimo y cariño sus relaciones personales con los clientes, pero esto también debe trasladarse al mundo digital, en el que la confianza tiene como punta de lanza la marca personal y la influencia.

Como profesional  ya sabrás que vivimos en una época en que el márketing y las relaciones que mantenemos con nuestros clientes y los futuros han cambiado con la irrupción de los medios digitales y la comunicación social;como abogado o asesor,  al igual que otros profesionales,  debes prestar atención al desarrollo de tu marca personal y cuidar tu imagen en medios digitales, lo que llamamos  identidad digital.  Este nuevo rol debería formar parte ya de tus competencias profesionales.

Los profesionales, que nos dedicamos al mundo de márketing, sabemos que actualmente cualquier negocio por pequeño que sea, si quiere mantener una comunicación eficaz con su público objetivo en  medios digitales,  no le basta con tener una magnifica página web explicando en ella lo magnifico que es el servicio que proporciona o el producto que vende;  cada vez tiene mayor peso mantener una diálogo constante con su público y no es la marca la que dialoga, sino tú,  como profesional  y,  si tienes un pequeño negocio, los colaboradores que trabajan en tu despacho o asesoría.

Por lo tanto, ya es pasado el marketing en el que éramos nosotros, las marcas y profesionales, los que controlábamos lo que el mercado debía conocer de nosotros.  Ahora vivimos en una época del márketing de confianza y proximidad, rasgo en que los profesionales jurídicos sois un sector líder que cuida con mimo y cariño sus relaciones personales con los clientes, pero esto también debe trasladarse al mundo digital, en el que la confianza tiene como punta de lanza la marca personal y la influencia.

¿Pero qué es ser influyente y como podemos utilizarlo para reforzar nuestra marca personal?

La influencia en medios digitales se puede describir como la capacidad que tiene una persona en influir en otros con su opinión, con sus conocimientos y con el contenido que comparte en medios digitales.

Un influenciador es aquel que contribuye a que una persona o un grupo de personas puedan cambiar su opinión o comportamiento sobre determinada materia o tema.

Son muy pocas las personas que realmente tienen un impacto tan considerable en medios sociales,  ya que se estima que solo 3% de las personas que publican contenido para internet  generan el 90% del impacto online, por lo tanto, ser influyente en una disciplina determinada es realmente difícil, pero no imposible.

Existe una regla que se cumple en aquellos profesionales que influyen en su entorno profesional:

INFLUENCIADOR = SEGUIMIENTO + CONOCIMIENTO

Por lo tanto, un influenciador social, en cualquier sector de actividad, puede ser medido por lo siguiente:

  • POR EL NÚMERO DE SEGUIDORES
  • POR EL CONOCIMIENTO QUE POSEE SOBRE UNA MATERIA O TEMA
  • POR SU HUELLA DIGITAL

Es decir, un influenciador habla y los demás escuchan…

Los influenciadores también son generadores potenciales de contenido interesante relacionado con su actividad.

Para sus seguidores es una persona de confianza que comparte contenido útil y de valor, ¡ojo!,  no quiere decir que siempre deban ser creadores de contenido original ,  ya que muchos profesionales no tenéis  la capacidad de desdoblaros y buscar tiempo fuera de vuestra actividad profesional para escribir y publicar,  sino que se basa también en seleccionar un contenido de calidad e interesante elaborado por otros profesionales especializados en tu materia y que crees que tus seguidores deben conocer.

Si encima tu empresa tiene un blog o tú tienes un blog personal, por qué no realizar un pequeño post sobre un estudio o contenido elaborado por otro profesional enlazando a la fuente original; si un post, dependeindo de la extensión y complejidad, puedes elaborarlo en uno a tres días, un contenido curado puede llevarte menos de una hora.

Y de verdad, como experto en marketing de contenidos te puedo asegurar que Google valora muy bien este tipo contenido, incluso en muchos casos mejor que el original.

Pero, ¿ cómo podemos saber que alguien es realmente un influenciador? Para detectar a un influenciador,  los expertos en marketing  manejamos estas tres métricas:

Alcance –es la medida del tamaño de la audiencia de ese influenciador. La audiencia puede ser medida desde el número de visitas o impacto que tiene su blog, los followers en twitter, los suscriptores del canal de youtube, etc.

ResonanciaCalculada como el alcance digital, aquí podemos tener en cuenta factores como retweets, backlinks a los contenidos de su blog, comentarios dejados en su post, participación de este influenciador en otros medios, como blogger invitado o periódicos online.

Relevancia – Aquí hablamos de lo relevante que es para su audiencia los temas que trata este influenciador.  Aquí se une claramente relevancia con expertise, en el sector jurídico sería equivalente al valor que se da a un contenido creado por un profesional de relevancia en el sector jurídico sobre un tema especializado y que genera debate entre su audiencia.

Construir la influencia alrededor de nosotros  no es fácil, requiere ciertas dosis de altruismo y de filosofía social, es decir compartir lo que sabemos con los demás, no quedarnos nada para nosotros;  también de trabajo constante al margen de la actividad profesional, y eso …  inicialmente, sin esperar nada a cambio.

También debes sacar tiempo para participar y  compartir tus conocimientos con otros profesionales y en distintos foros y eso … inicialmente, sin esperar nada a cambio

… pero merece la pena.

Además no solo se trata de compartir contenidos, sino de tener muy buenas relaciones con tus seguidores, informándoles de temas importantes, e incluso aclarándoles en determinados momentos sus dudas… y vuelvo a repetir, sin obtener posiblemente un beneficio material , solo la satisfacción de que otros profesionales, tu público objetivo, te considera la fuente de información más fiable para conocer un tema en profundidad, sea de derecho de familia, fiscal, social etc.

Para ser influenciador un profesional debe tener una curiosidad innata en los temas que domina, debe estar siempre muy motivado,  dedicar horas a investigar y a estudiar con un objetivo claro,  compartir con los demás sus conocimientos.

A mi criterio, estas son las  principales características de un profesional influenciador en cualquier disciplina y también en el sector  jurídico.

Altruismo: el profesional que realmente es influyente en una materia o tema y el profesional jurídico no es distinto, debe ser altruista con sus conocimientos, debe compartirlos sin pedir nada a cambio, debe buscar el aliciente para profundizar en su saber, pero a la vez compartirlo con los demás,  y ser el mejor, no solo es mejorar sus competencia profesionales , sino debe estar dispuesto a compartirlo con sus  seguidores, escribiendo en un blog, participando en foros de debate en LinkedIn, participando en eventos, compartiendo información de valor, y a veces sin pretender recibir compensación material alguna… debes poner el talento al servicio de los demás, si no, ¿para que lo quieres?

Empatía:  hay una definición de empatía que siempre me ha gustado mucho , como ‘la  cualidad clave para diferenciar un buen líder de un gran líder’,  este concepto extrapolado al tema que nos ocupa,  sería como saber identificar un verdadero influenciador del que  solo busca  visibilidad en medios sociales, y la gran diferencia es la empatía,  considerada como la competencia de saber leer a los demás.

Un influenciador debe comprender las necesidades de su audiencia, debe saber los contenidos que demandan, debe mantener y saber construir una relación win to win en las que todos ganan.

Participación,  la participación es vital para que un profesional que quiera edificar su identidad digital, participar en grupos en Linkedin,  compartir contenido útil, participar en foros especializados de la actividad desempeñado es vital para tener visibilidad en el mundo digital.

Y como conclusión de este artículo, te voy a dar 10 pequeños consejos  + 1 de regalo 🙂  para empezar a trabajar tu marca personal e influencia social.

  1. Encuentra un tema que defina tu marca personal. Si eres experto en alguna disciplina por muy pequeña que sea, por ejemplo, legislación sobre drones, ¿por qué no explotarlo?, es mejor tener un público de nicho que posicionarte en vaguedades.
  2. Dale a tu público lo que le interesa, ten la capacidad de escucha activa, ¿de qué se habla en el sector de los drones?¿qué inquietudes hay? ¿Protección de datos?.
  3. Sé específico,. Es mejor que te especialices en un tema, siguiendo sobre el ejemplo de los drones, ¿Dónde crees que un abogado puede empezar a crear debate e influir en determinado sector profesional,  escribiendo sobre  legislación relativa a los drones o de manera globa sobre  Derecho de IT?, interioriza esto, cuanto más grande sea el tema elegido para vestir a tu marca personal más difícil será obtener la relevancia, resonancia y alcance necesarios,
  4. Marca objetivos de publicación y se consistente.  Si has optado por una estrategia de marketing de contenidos para impulsar tu identidad digital, construye un calendario de contenidos y vuelca las ideas que te van surgiendo
  5. Utiliza herramientas de curación de contenidos, es muy difícil estar atentos a todo lo que se dice en la red sobre un tema determinado y más cuando el tema es tan especializado como el de los drones, utiliza herramientas de curación de contenidos que te permitan a través de palabras claves estar al tanto de lo que se escribe y se dice sobre tu especialidad,alertas google , scoop.it , quora, flipboard, feedly pueden ser ejemplos interesante en este sentido.
  6. Sé humano y altruista, interacciona con tus seguidores, si alguien te sigue en Twitter, dale las gracias, si te envía una invitación para conectar en LinkedIn, acepta y agradéceselo, sé comunicativo, aunque parece difícil, en los tiempos que corremos, a nuestra comunicación digital todavía tenemos que darle ese componente humano que va desapareciendo.
  7. Comparte solo contenido solo de fuentes que tú creas que son fiables,no te la juegues.
  8. Sé selectivo en la calidad de cada pieza que publiques y que permita añadir valor a tus lectores.
  9. Encuentra a otros profesionales como tú que dominen tu área profesional y que puedan ser influyentes, siempre serán una fuente de inspiración, ellos quizá compartan también tus contenidos, permitiéndote un mayor alcance .
  10. Sé relevante y consistente, selecciona el contenido más valioso, esto te permitirá que la audiencia no solo te valore por tu expertise si no también como la fuente más fiable.
  11. Comparte este contenido en redes sociales, si tienes un blog o web, donde publicas contenido no te tengo que decir lo importante que es  compartir esto en redes sociales, te generará tráfico directo y te incrementará las oportunidades de generar enlaces entrantes (backlinks) a tu contenido, algo que es muy valorado por Google.

Querido amigo, espero que por lo menos con este artículo, haya despertado tu curiosidad y empieces a pensar como desarrollar tu identidad digital, aspecto que te beneficiara como profesional y como persona.

VIA: http://tecnologia.elderecho.com/tecnologia/marketing_de_despachos/consejos-profesional_juridico_incluencia_social_11_858805002.html