Abre tu cuenta de Facebook en la web. Arriba, a la derecha, pulsa el icono de los dos bocadillos de cómic, que se encuentra entre el símbolo de las dos personas —donde recibes las peticiones de amistad— y el del globo terráqueo —las novedades en la actividad de tus amigos. Los dos bocadillos, es sabido, remiten a la bandeja de entrada de los mensajes privados de tus contactos, pero también abre la puerta a «Otros», una de las prestaciones más ignoradas de Facebook: la bandeja para los mensajes que se pueden recibir de cualquiera, sea o no amigo. Un lugar perfecto para el spam y las peticiones solidarias que jamás se atienden. De hecho, la versión app de Messenger, el servicio de mensajería de Facebook, ni siquiera la recoge.

Facebook anunció ayer la muerte de esa opción en un post de David Marcus, responsable de productos de Messenger. A cambio, creará una modalidad de mensaje —Message request o petición de mensaje— pensada para que, más sutil y eficazmente, los usuarios puedan seguir recibiendo comunicaciones de personas con las que no se había contactado hasta la fecha y con alguna posibilidad real de que reciban respuesta. A diferencia del buzón «Otros», estas peticiones sí aparecerán notificadas tanto en la versión web como en la aplicación.

Message request funcionará así: el receptor verá una notificación de nuevo mensaje —como si fuera de un amigo con el que ya se ha contactado— y podrá ver el mensaje, el nombre, ubicación y amigos en común con la persona que le escribe. Acto seguido, decidirá si le responde o si elimina el mensaje y, de paso, al remitente del mensaje.

Con esta nueva prestación, Facebook se asegura una vía de que los usuarios amplíen su número de conexiones, al tiempo que descarta una prestación ignorada por la mayor parte de los miembros de la red social.

ampliar foto Apariencia que tendrá «Message request», la nueva prestación de Facebook. / facebook

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/10/28/actualidad/1446028217_743827.html?id_externo_rsoc=FB_CM