Estoy seguro de que muchos de ustedes ya han visto esta campaña, que está rodando por la red desde el 2006, pero creo que las cosas que tienen valor no “pasan de moda”.

No suelo ser muy amigo de la publicidad en vallas y paradas de transporte público (por invasivas y por ocupar los pocos espacios que nos quedan a los peatones), pero creo que hay ocasiones en las que el fin justifica los medios, en este caso, la defensa de los Derechos Humanos.

Realizada por la pequeña agencia publicitaria suiza Walker, la campaña “It’s not happening here. But it is happening now” (No está sucediendo aquí, pero está sucediendo ahora) para Amnistía Internacional, es uno de los mejores ejemplos de concientización que he podido encontrar en publicidad, en la cual nos presentan crudas escenas de violaciones de los derechos humanos captadas por fotoreporteros de todo el mundo, sacándolas de su contexto e insertándolas en la cotidianidad de las calles a través de vallas ubicadas en puntos estratégicos que cobran sentido cuando son observadas desde cierta perspectiva.

Aunque esta es una técnica bastante básica que he visto en muchas otras oportunidades (tal vez la más conocida fue la campaña para el sitio de empleos jobsintown.de “La vida es muy corta para tener el trabajo equivocado”), no deja de sorprenderme el efecto realista que generan.

Campaña Amnistía Internacional - No está sucediendo aquí (China)
Campaña Amnistía Internacional - No está sucediendo aquí (Irak)
Campaña Amnistía Internacional - No está sucediendo aquí (Irak)
Campaña Amnistía Internacional - No está sucediendo aquí (Sudán)

Pueden ver más acerca de la campaña en este artículo + vídeo publicado en el blog de la agencia. Si quieres apoyar la iniciativa de esta ONG en Venezuela, contáctalos o envíales un mensaje de apoyo a través de su Facebook o Twitter.

Vía koikoikoi