fraude tienda online

Muchas veces cuando vamos a hacer una compra online nos da miedo pensar si será fiable o no. Os vamos a dar unas pautas para poder averiguarlo.

  • No tiene certificado de seguridad SSL por lo que la tienda no se muestra bajo el protocolo https. (el candado verde junto a la url).
  • Ofrecen altos descuentos y todos o casi todos los artículos (¡No! no es una oferta por cierre o liquidación).
  • No hay información concreta sobre la empresa o, si existe, es confusa.
  • Las secciones (Política de privacidad, aviso legal, etc.) están mal traducidas, con un lenguaje inadecuado y fallos ortográficos.
  • Escasa información sobre los métodos de pago. Por lo general ofrecen muchos métodos de pago pero en realidad solo aceptan tarjeta de crédito.
  • No existe política de devoluciones.
  • No existe la opción de dejar comentarios sobre los productos.
  • No hay valoraciones de los clientes. Al comprar por internet es muy importante la reputación online de un sitio. Cuantas más valoraciones de los clientes tenga una tienda, mejor. Ya sean buenas, malas o regulares.

Cómo saber si una tienda online es un fraude

Otras pistas que te puedes ayudar son:

Tienda on line
Tienda on line
  1. Precios anormalmente bajos: que un artículo tenga un precio excesivamente bajo, debe hacernos sospechar. Es una estrategia muy utilizada para engañar a los usuarios.
  2. Todos los productos al mismo precio: normalmente distintos productos tienen distintos precios, si se hacen descuentos, aunque éstos sean importantes, los precios quedan rebajados, pero no iguales. Otra táctica muy habitual de los ciberdelincuentes es crear tiendas online suplantando a marcas muy conocidas cuyos productos estén muy rebajados y todos al mismo precio. Ejemplos: páginas de zapatillas, gafas de sol, cazadoras de cuero, vaqueros, etc. 
  3. Otro tipo de gastos: es importante que verifiquemos los gastos “añadidos”, y que no son los gastos asociados al IVA ni al envío del paquete sino a conceptos como: seguros, gastos de manipulación, costes de aduanas y/o bajo cualquier otra excusa, que por supuesto, no están detallados durante el proceso de compra. 

Por último: Pie de página

Por último, vamos a fijarnos en los enlaces del pie de página.

Observamos que no contiene ningún tipo de información de la empresa (dirección física, CIF de la empresa, teléfono de contacto), ni sellos de confianza o certificaciones de otro tipo.

Revisa todo lo arriba marcado y si te surgen dudas de cómo saber si una tienda online es un fraude, cuidado, porque será difícil conseguir una devolución de tu dinero.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *